¿LO SABÍA USTED?
Blanc-Sablon es el primer lugar de Quebec en el que Jacques Cartier atracó en 1534. Este puerto – la localidad de Quebec más oriental – era entonces frecuentada por los pescadores europeos.

Côte-Nord — Duplessis

1000 km de litoral en el golfo

Bateaux de pêche, Bonne-Espérance, Duplessis © MTOQ / Jean-Pierre Huard
Entre el Labrador y el golfo del San Lorenzo, Duplessis, una de las cinco regiones del Quebec marítimo, despliega un bosque cuyos límites se pierden a la vista y un litoral entrecortado por ríos anchos y poderosos. Sus playas son de las más bellas de Quebec. A la altura de la Ruta de las ballenas, los rorcuales y otros grandes cetáceos retozan en la superficie del agua. Frente a la punta este de Anticosti, un navío toma el relevo de la carretera, aprovisionando al rosario de pueblos que se diseminan a lo largo de Basse-Côte-Nord. Duplessis, habitado desde hace mucho tiempo por los Innus, atrae a los pescadores, cazadores, conductores de motonieve y aventureros de todo tipo. Para apreciarlo en su justo valor, deje que la curiosidad y el tiempo le sirvan de guía.

Una naturaleza orgullosa

Chute Vauréal, l'Île-d'Anticosti, Duplessis © MTOQ / Jean-Pierre HuardLa isla de Anticosti, casi tan vasta como Córcega, es el reino del ciervo de cola blanca: se cuentan hasta 20 por km2. Numerosos navíos encallaron en los arrecifes de esta isla rebelde, que posee un magnífico parque nacional que preserva sitios naturales (acantilados, cañones, grutas, saltos de agua y ríos) grandiosos y poco conocidos. Entre la isla y la costa, el mar y el viento han esculpido en el Archipiélago-de-Mingan, reserva de parque nacional, imponentes monolitos de formas extrañas sobre las que vuelan los frailecillos y las aves marinas. La Reserva de fauna de Port-Cartier—Sept-Îles, con una centena de cuerpos de agua ― entre los que está el magnífico lago Walker ― y numerosos ríos, recibe a los amantes de la naturaleza y a los pescadores atraídos por la abundancia de salmones y truchas de arroyo.

País de mar, país de hierro

Harrington Harbour, Duplessis © MTOQ / Claude BouchardMás allá de Natashquan y hasta Blanc-Sablon, descubra gracias al barco costero la quincena de aldeas y de localidades, siendo quizás Harrington Harbour la más conocida de ellas, que salpican la costa hasta los confines de Terranova. Al norte de Port-Cartier, lejos ya en el interior de las tierras, visite Fermont y su mina de hierro, una de las minas a cielo abierto más grandes de América del Norte. Sept-Îles, metrópoli regional acogedora, ilustra muy bien el dinamismo y la personalidad de esta región orientada a veces al mar, a veces a las riquezas naturales del interior de las tierras.
Búsqueda rapida:
Duplessis  
Voir tous les forfaits

VÉASE TAMBIÉN
ENLACES DE INTERÉS
  • Desea información sobre Quebec?
  • Comunique con nosotros.
     
  • Nos encontrará en
    Facebook Twitter
  • Abónese a nuestro boletín electrónico.
Logo Logo Logo