¿LO SABÍA USTED?
La región Eeyou Istchee Baie-James es fácilmente accesibles. La carretera une a todas las comunidades cris y de la bahía James, excepto a Whapmagoostui, pero que es accesible por avión. Chibougamau está situada a 700 km de Montreal y a 500 km de Quebec, mientras que Radisson se encuentra todavía más al norte, a 620 km de Matagami.

Eeyou Istchee Baie-James

La última muestra de una naturaleza extraordinaria

Village inuit El norte de Quebec está dominado por grandes espacios. En un territorio inmenso y casi virgen, que va del 49° al 55° paralelo y representa casi una quinta parte de Quebec, viven apenas 31.000 personas. Los 16.000 cris que viven en este territorio desde hace miles de años, en nueve comunidades a lo largo del litoral de la bahía James, lo llaman Istchee (Tierra del pueblo). La economía de la región, en la que también hay cuatro municipalidades y tres localidades, se basa en gran medida en la utilización de los recursos naturales. Los viajeros podrán explorar la región obteniendo información de dos asociaciones turísticas diferentes, la de Baie-James y la de Eeyou Istchee si desean estar con los cris.

La llamada del Norte

Pêche blanche La región está recorrida por innumerables ríos y masas de agua y constituye uno de los últimos territorios vírgenes del mundo. En ella se encuentra el lago Mistassini, el mayor lago natural de Quebec (2.335 km²). Este lago forma parte de la reserva de fauna de Lacs-Albanel-Mistassini-et-Waconichi, que abarca una superficie tan grande como Sicilia. Una parte de esta reserva de fauna y el territorio adyacente están integrados ahora en la reserva de biodiversidad prevista de Albanel-Témiscamie-Otish, que se convertirá en parque nacional de Quebec. Entre el paralelo 49° y el 52° el bosque boreal domina el paisaje con sus abetos negros, para dejar luego sitio a la taiga, que se extiende hasta el 55° paralelo. Una importante manada de caribús hiberna en la parte septentrional del territorio. La región, conocida por la abundancia de caza y pesca, cuenta con numerosas pourvoiries (cotos de caza y pesca con servicios) y promete excelentes capturas a cazadores y pescadores.

El verdadero invierno

Pêche blanche Al estar situada tan al norte, la región goza lógicamente de una capa de nieve sin igual. Senderos para motonieve la recorren en su parte sur uniendo diversas localidades, de Valcanton a Chibougamau, pasando por Matagami, Lebel-sur-Quévillon, Waswanipi, Oujé-Bougoumou, Mistissini y Chapais.

Una cultura auténtica

Pêche blanche Aun siendo un pueblo abierto al mundo actual, los cris han sabido conservar su lengua y su cultura. Esta voluntad puede verse en la fundación del instituto cultural cri Aanischaaukamikw, gracias al cual pueden compartir su cultura con los visitantes. En compañía de guías indígenas podrá conocer el modo de vida tradicional de los cris, basado en la caza, la pesca y la caza con trampas; también podrá escuchar relatos ancestrales, saborear su cocina y apreciar la artesanía única de las nueve comunidades. Una de ellas, Oujé-Bougoumou, ha sido reconocida por la ONU como una de las cincuenta aldeas que aúnan tradición indígena y vida moderna, valores ecológicos y tecnológicos.

Modernidad y turismo

Pêche blanche Los ríos de la bahía James han atraído en las últimas décadas colosales instalaciones hidroeléctricas, como la denominada aménagement Robert-Bourassa, que alberga la mayor central subterránea del mundo, y la central La Grande-1. Decenas de miles de trabajadores han pasado por la región desde 1950 hasta ahora para construir este impresionante complejo. Radisson, destinación final al norte de la carretera de Baie-James, alojó a los trabajadores que participaron en la construcción de las presas. Conozca la vida cotidiana de los obreros visitando el lugar histórico del parque Robert-A.-Boyd, en el que se ha reconstruido fielmente un campamento de exploración.

Una naturaleza rica

Pêche blanche La región es rica en recursos forestales y minerales: oro, plata, cobre y zinc. También acoge diversos ecosistemas, principalmente la tundra, la taiga y el bosque boreal, donde, sorprendentemente, se encuentran numerosas variedades de setas comestibles. Para explorar bien esta naturaleza rica y sorprendente, hay que recorrer los senderos de la red de observación de la biodiversidad de Nord-du-Québec, creados por FaunENord.

En Eeyou Istchee Baie-James se unen perfectamente naturaleza, mundo moderno y tradiciones milenarias.
Búsqueda rapida:
Baie-James  

Búsqueda rapida:
Eeyou Istchee  

Festivales y eventos


Voir tous les forfaits

VÉASE TAMBIÉN
ENLACES DE INTERÉS
  • Desea información sobre Quebec?
  • Comunique con nosotros.
     
  • Nos encontrará en
    Facebook Twitter
  • Abónese a nuestro boletín electrónico.
Logo Logo Logo