La situación vinculada a la COVID-19 está cambiando día a día. Para saber si todavía puedes realizar una actividad o si un establecimiento sigue abierto, no dudes en contactarnos por correo electrónico, teléfono o chat.  Nuestros asesores de viaje responderán a tus preguntas de forma gratuita. Ten en cuenta que todos los videos y las fotos de este sitio fueron hechos antes de la pandemia. Para más información sobre las directivas del Gobierno de Quebec específicas para cada región, consulta Quebec.ca/coronavirus y el sitio del gobierno de Canadá.

Parc national du Canada de la Mauricie © TQ/G. Norris

El otoño

La magia de los colores

Una mágica explosión de colores, aromas perfumados y finos sabores recibe la llegada del otoño. A finales de septiembre, el follaje se viste de tonos cálidos donde el rojo, el amarillo y el naranja colorean el bosque. Los huertos y viñas se llenan de fruto, los cielos nos ofrecen un espectáculo maravilloso al ver las aves migratorias despedirse antes de la llegada del invierno. El aire seco y fresco, combinado con cielos contrastantes, crean un escenario perfecto para largas caminatas en montaña y paseos en bicicleta para disfrutar el campo.

Debido a la situación actual, sugerimos encarecidamente que se consulten las directrices del Gobierno sobre viajes interregionales.

Île d'Orléans, Québec © TQ/H. Wittenborn
Cantons-de-l'Est © TQ/J.-F. Bergeron / Enviro Foto

¡Que colores!

El cambio de colores que tanto maravilla en otoño se debe a la disminución de luz por los días más cortos, más que al frío. En el caso del arce, el árbol de la famosa miel, la acumulación de azúcares contenidos en la savia provoca en la hoja la aparición del color rojo, cuyo matiz varía según el tipo del suelo.

Parc national de la Mauricie © TQ/J. Bartlett

¡Lo mejor del otoño!

  • ¡Los campos de golf en verde y rojo!
  • Las cosechas enrojecidas del arándano en el Centro de Quebec
  • La visita a los viñedos y las sidrerías
  • La multitud de gansos de nieve en la orilla del gran río
  • Los festivales de colores, las caminatas en el bosque, la cosecha de champiñones en la maleza

El verano indio (conocido como Été des Indiens) se caracteriza por los días cálidos y soleados, llega de manera sorpresiva en el calendario entre principios de octubre y mediados de noviembre.