Aquí es donde se acaba el mundo… o casi. La península reina en el Golfo del San Lorenzo y está coronada por la gran roca Percé.

Recorrer la región de la Gaspésie es descubrir la colonia de alcatraces (Morus bassanus) más accesible del mundo, alces, ballenas y cumbres de más de 1.000 metros de altura. Y, por si fuera poco, un rico patrimonio marítimo, como la langosta (¡mmm!), así como una bienvenida legendaria.

Distancias de las ciudades principales

Montreal
917km
Quebec
694km
Gatineau
1107km

¿Sabías que?

La carretera que rodea la Gaspésie se finalizó en 1929.

A descubrir absolutamente

El recorrido de la Gaspésie es un circuito mítico que culmina en la roca Percé y la isla Bonaventure, entre miles de alcatraces.

Percé y su gran roca

“Trouée” (agujereada) no suena tan bien como “Percé” (perforada). Eso es lo que Samuel de Champlain debió haber pensado en 1603, cuando bautizó como “Île Percée” (Isla Perforada) el islote del que surgía una gran roca con arcos. Con el tiempo, la ciudad y la roca tomaron el nombre de Percé. Solo le queda un arco a esta roca inmensa que pierde unas 300 toneladas de su volumen al año. Hay demasiadas piedras en el camino como para poder acercarse lo suficiente, pero no importa, la podemos admirar mejor desde un barco.

La excursión lleva al Parque Nacional Île-Bonaventure-et-du-Rocher-Percé, donde puedes caminar por los senderos de la isla, el refugio de la colonia de alcatraces más grande del mundo. Cerca de 116.000 de estas elegantes aves blancas anidan aquí de abril a octubre. Solo basta con seguir el sonido: el graznido distante se convierte en una cacofonía de gritos cuando llegas a pocos metros de todas estas aves, que son el deleite de los fotógrafos.

La gigante de 5 millones de toneladas y 385 millones de años.

El recorrido de la Gaspésie

El recorrido de la Gaspésie es de 885 kilómetros y se extiende a lo largo de la península entre el mar y las montañas. Es un circuito mítico y probablemente de iniciación para muchas familias vacacionistas. Tenemos un pequeño secreto que confiarte: la mejor manera de admirar el paisaje es ir de sur a norte. Desde Sainte-Flavie, corta enseguida por el valle de Matapédia para ir hasta la bahía Des Chaleurs, al sur de la península.

De ahí, desde Matapédia, en dirección a Percé, siempre verás el mar a tu derecha (ideal para detenerte a tomar fotos sin tener que cruzar la carretera). Bello programa: alcatraces, roca Percé, acantilado Forillon, faros, lugares patrimoniales, deliciosa langosta y más, con una generosa bienvenida incluida. No es de extrañar que la guía Lonely Planet haya clasificado el recorrido de la Gaspésie entre los cinco circuitos de carreteras marítimas obligatorios del planeta.

En 1534, Jacques Cartier erigió una cruz en Gaspé, en nombre de Francia.

Observación de alcatraces

Venimos de todas partes para observar la colonia de alcatraces (Morus bassanus) más accesible del mundo, en la Gaspésie. Cada año, 200.000 aves de 11 especies diferentes, incluyendo casi 116.000 alcatraces, vienen a anidar en los acantilados de la isla Bonaventure y en el Parque Nacional Île-Bonaventure-et-du-Rocher-Percé, el santuario de aves migratorias más grande de América del Norte. Se puede ir en una excursión en barco o kayak desde Percé, y luego caminar por la isla.

En la península de Gaspé también se puede encontrar una impresionante población de alces, la única manada de caribúes al sur del río San Lorenzo, siete especies de ballenas, focas, osos y muchos otros animales en el bosque. ¡No olvides tus binoculares!

La Gaspésie es el hogar de la única población de caribúes al sur del río San Lorenzo.

Planifica tu estancia en Gaspésie

Festivales y eventos

Nos encanta la fiesta. Los grandes eventos culturales o deportivos, las fiestas urbanas o pueblerinas pintorescas. ¡Siempre estamos listos para la diversión!

Buscar actividades

Ya sea en el corazón de la naturaleza o en la ciudad, planifica el viaje de tus sueños y descubre nuestras sugerencias de actividades.

Dónde dormir

En la ciudad o en la naturaleza, encuentra tu alojamiento perfecto. Un programa de clasificación certifica el nivel de comodidad, servicio y seguridad.