El otoño en Quebec

El color de nuestras emociones

El frenesí del verano deja lugar a un paisaje completamente diferente. Ralentizamos el ritmo para tomar el tiempo de observar cómo la naturaleza crea sus obras. Degustamos los sabores reconfortantes del otoño y aprovechamos esta nueva estación, efímera, que no obstante permanecerá grabada para siempre en nuestra memoria.

El aire se vuelve más fresco. Es el momento de ponerse ropa de lana y saborear un buen chocolate caliente. Al atardecer, el silencio permite perderse en el pensamiento, con la mirada perdida a lo lejos sobre un lago inmóvil, donde se reflejan las hojas que nos reconfortan el corazón.
Titre
Senderos coloridos
Texte de présentation

Para contemplar los colores del otoño, nada mejor que el senderismo. Observar el viento que hace bailar las hojas, sentir el olor de una hoguera y escuchar el quebrar de las hojas bajo nuestros pies... un placer para los ojos y para el corazón.

Titre
Soñar en la naturaleza
Texte de présentation

Dormir en la naturaleza nos sumerge en el corazón del otoño. Estar ahí cuando el sol poniente embruja a las hojas para que cambien de color al despertar es un espectáculo que no podemos perdernos.

Titre
Sobre la tierra o bajo el agua
Texte de présentation

Desde las ballenas del Saint-Laurent a los alces de los parques, el otoño es ideal para observar a los animales, siempre curiosos para venir a decir hola a los visitantes.

Salúdanos compartiendo tus fotos de viaje.

Usa el hashtag #BonjourQuebec o etiquétanos en tus fotos para compartir lo mejor de Quebec. ¡Siempre es un placer saber de ti!